Home

 

Por César Campoy.

Original de Banja Luka, Rejhana Osmančević es una de las voces femeninas más recomendables del universo Sevdah, pese a que su cosecha sonora sea muchísimo más limitada de lo que su arte mereció. Siendo muy joven, llegó hasta la capital de Bosnia-Herzegovina para realizar una audición en Radio Sarajevo. Sin dudarlo, los responsables de la emisora decidieron contar con sus servicios, y allí dejó registradas poco más de una docena de temas. Su incuestionable saber hacer hizo que dos de los grandes compositores y directores del género, Jozo Penava y Jovica Petković la cobijaran en su seno y pusieran a sus disposición una colección de sobrios temas y consistentes producciones.

carátula

Arolladora juventud

Todo apuntaba a que aquella voz se convertiría, pronto, en una de las competidoras con más posibilidades de disputar el trono a grandes como Nada Mamula. No obstante, a principios de los años 70 del siglo pasado, nuestra protagonista se casó, trasladó su residencia a Zagreb y, poco después, abandonó los estudios de grabación. Esto explica que, bajo las marcas de Rejhana Ahec, Rejhana Osmančević o Rejhana, a secas, esta joven llegara a editar, a lo largo de su carrera, apenas media docena de referencias sonoras bajo el amparo de Jugoton, PGP RTB y Alta.

La primera de ellas, precisamente, incluye el tema que hoy nos ocupa. Se trata del epé de poco original nombre Pjesme iz Bosne (Canciones de Bosnia), que se abría, lo adivinaron, con este Halka kuca na vratima. Se trata de una composición del mencionado Jovica Petković, con texto de otro habitual del género, Nikola Škrba, letrista de numerosas sevdalinkas. El propio Jovica, acompañado de su orquesta, se encarga, además, de poner música a las cuatro creaciones de este vinilo. Junto a Halka kuca na vratima no son otras que Haj, Beiturane, Alija se do jezera krade (ambas, tradicionales) y una Ti se majko sa mnom halali, también obra del dúo PetkovićŠkrba. Todas ellas mostraban un nivel alto para un registro, el de Rejhana, grave, sentido y admirado por unos pilares del género que brindaron todo su arte al servicio de una Osmančević que, a lo largo de la carrera, también interpretó temas de Zaim Imamović, el mencionado Penava, Ratomir Petković o Safet Kafedžić. Además, otros reputados músicos como Miodrag Todorović o Krešo Filipčić se pusieron a su servicio, con sus formaciones, en las contadas grabaciones realizadas.

disco03

La despedida de Rejhana

Ese buen hacer, de hecho, queda perfectamente retratado en la interpretación de una Halka kuca na vratima cuyo título hace referencia al llamador tradicional que puede encontrarse en gran parte de las puertas de las viviendas más tradicionales de los Balcanes (precisamente, el símbolo y logotipo de Sevdalinkas), que, en turco, recibe el nombre de halka; sí, exactamente como la banda de Sevdah liderada por Božo Vrećo, y, sí, el mismo recurso que Mostar Sevdah Reunion utilizaron en la portada de su disco A secret gate de 2003. Ese golpeador es una de las marcas indiscutibles de Sarajevo. De hecho, a las personalidades que visitan la ciudad se les suele agasajar con un regalo en forma de este llamador.

zzllamayou

La llamada de halka

Comentábamos, pues, que la ejecución de tan magna composición es toda una muestra del potencial que acumulaba Rejhana. Sin duda, tamaña creación nació para ser interpretada por esta artista. No hay duda. La pieza se abre con una larga introducción de más de medio minuto, interpretada con tremendo aire melancólico por los músicos dirigidos por el incomparable Jovica. Guitarra, violines y acordeón dejan el terreno perfectamente preparado para que la Osmančević entre en escena dejando boquiabierto al personal con esa voz grave, rotunda, que en la primera estrofa parece brotar de un crudo lamento. Inmediatamente, otra transición instrumental que ahonda en ese dramático pesimismo, vuelve a ceder el paso a la segunda estrofa de una Rejhana ya inspirada que, en la tercera parte del tema, encarando la recta final, consigue que su voz vibre de tal manera que nos temamos que acabe rompiéndose. Silencio, reflexión, suspiro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s